Los restos de Sonia Pierre serán velados hoy, a partir de las ocho de la mañana, en la Funeraria La Altagracia de la avenida Bolívar en esta capital.

El cuerpo sin vida fue llevado al Instituto Nacional de Patología Forense cerca de las cuatro de la tarde y recibido por su director, el patólogo Santos Jiménez.

Los familiares discutían ayer la posibilidad de sepultarla en su tierra natal, Batey Lechería de Villa Altagracia, cumpliendo un deseo en vida de la activista de los derechos humanos o en uno de los cementerios de la capital.

Su hermana, Anita Pierre narró que ésta había visitado ayer a su madre, en Villa Altagracia para llevarle comida y medicamento, ya que su progenitora se encuentra con dificultades físicas.

Dijo que su madre lloró cuando la vio porque tenía mucho que no la visitaba.

Mientras que Isabel Camille, miembro del Movimiento de Mujeres Domínico-Haitianas (MUDHA), dijo que Sonia fue discriminada y humillada por su lucha a favor de las mujeres domínicohaitianas.

Prometió que el trabajo que ésta inició será continuado por la organización.

Su amiga, Maribel Núñez,consideró que el país no llegó a conocer a la verdadera Sonia “que convivía con sus hijos y su familia”.

“Quiero que la gente sepa que Sonia Pierre fue una mujer que pasó mucho trabajo. Ella tenía sus hijos en la escuela y cada rato la llamaban para decirle: Sonia tenemos a tu hija, que tiene puesto un pantalón jean y ella tenía que cerrar el teléfono para llamar a su hija en la universidad, y esta le decía que estaba bien”, narró.

Insiste su amiga, Maribel Núnez, en que los dominicanos deben agradecer la lucha librada por ella en favor de los derechos ciudadanos.