La violencia del crimen organizado se cobró la vida de 11 personas en distintos sucesos este martes en la norteña ciudad mexicana de Monterrey, de alrededor de cuatro millones de habitantes, escenario de una disputa entre los carteles de Los Zetas y del Golfo.

En el hecho más mortífero, cinco jóvenes de entre 15 y 20 años fueron asesinados a balazos en una plaza del municipio de Santa Catarina, en el área metropolitana de Monterrey.

El viernes pasado, 20 personas murieron en un bar de la ciudad acribilladas por unos 15 hombres armados. Aún no se han producido arrestos relacionados con ese crimen.