Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- El estado de Nueva York, donde reside cerca de un millón de dominicanos, es el tercero entre los 50 existentes en Estados Unidos con más fallecidos por el Covid-19 y el cuarto en contagio, según los últimos datos presentados por “The City”, medio sin fines de lucro y que lleva las estadísticas desde el inicio de la pandemia.

En territorio estadounidense, con una población total de 331,449,281, hasta el momento han fallecido 622,233 personas, 36,846,967 se han contagiados del virus y 30,230,452 recuperados.

Actualmente se han vacunado 198,595,349 y 503,998,972 se han realizado el test.

El estado con mayor cantidad de víctimas es California con 39,512,223 habitantes, donde 64,692 han fallecidos y 4,148,555 contagiados; seguido de Texas con 28,995,881 habitantes, 54,568 fallecidos y 3,353,575 contagiados; luego NY con 19,453,561 habitantes, 54,463 fallecidos y 2,276,084 contagiados; y Florida con 21,477,737 habitantes, 41,123 fallecidos y 981,094 contagiados.

De esa cantidad en el estado de NY, en la ciudad de Nueva York figuran 33,661 fallecidos y 989,451 contagiados. Miles de quisqueyanos figuran entre los muertos y decenas de miles de contagiados.

El condado de Brooklyn ha sido el más afectado con 10,560 fallecidos y 292,211 contagiados; seguido de Queens con 10,042 y 284,764; luego El Bronx con 6,614 y 184,196; siguiendo Manhattan con 4,556 y 148,923; finalizando con Staten Island con 1,865 y 79357.

Hay 24 cadáveres que no son atribuidos a ningún condado.

La Gran Manzana se convirtió, a partir de este lunes, en la primera ciudad en los USA en implementar la nueva directriz de vacunación contra el Covid-19 para poder entrar a restaurantes, gimnasio, cine y teatros, entre otros sitios cerrados.

A partir del próximo 13 de septiembre será obligatoria presentar la prueba de vacuna. Los niños menores de 12 años están excluidos de la medida. Los negocios que no acaten la disposición serán multados.

La medida llega cuando siguen aumentando los casos del Covid y la variante Delta representa el 90% de todas las muestras positivas. Esta urbe ahora es un lugar de «alta transmisión», según las autoridades, y la tasa total de casos nuevos por 100,000 personas durante los últimos siete días ha aumentado casi un 16%.