Presa Taveras BaoEl gobierno aseguró este miércoles, a través de las autoridades y organismos correspondientes, que garantiza el abastecimiento de agua para el consumo humano, a pesar de reconocer que se ha agudizado la disponibilidad del líquido como consecuencia de la sequía que afecta al país y que se prolonga en el tiempo.

Se mantiene la racionalización de agua para el sistema de riego a nivel nacional y la destinada a la generación de energía eléctrica, lo cual comienza a traducirse en una deficiencia en la producción agropecuaria así como en el suministro de electricidad.

Este miércoles, el Observatorio Nacional del Agua, que da seguimiento al problema de la sequía, volvió a reunirse y anunció que las presas del país se mantienen en  niveles críticos por falta de lluvias.

Los embalses reducen cada vez más sus niveles y eso obliga a las autoridades a hacer mayor énfasis en la racionalización del uso del fluido, manifestó Olgo Fernández, director del INDRHI, quien encabezó la reunión del Observatorio.

De manera particular citó que las presas de Valdesia, Jigüey-Aguacate y el contra embalse Las Barias, que nutren los acueductos de Santo Domingo, San Cristóbal y Baní, siguen bajando los niveles de almacenamiento, debido a la falta de lluvias en las cuencas de los ríos que las alimentan.

Según el funcionario, el presidente Danilo Medina ha instruido en el sentido de que se mantenga un monitoreo constante de la cantidad existente en los embalses para hacer una mejor distribución, dando especial importancia al consumo humano.

El director del INDRHI valoró la importancia del Observatorio del Agua como única vía para hacer posible la planificación en el manejo del agua como se hace en la actualidad.

La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), anunció la ocurrencia de lluvias considerables los días lunes y martes de la próxima semana, a consecuencia de la llegada al país de una onda tropical que se encuentra próximo a Puerto Rico.