SANTO DOMINGO.- El Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional aplazó por segunda vez el inicio del juicio de fondo contra Willy Antonio Javier, Pedro Alexander Sosa Méndez (Alex) y Joan José Féliz (Pinol), implicados en el ataque con “ácido del diablo” a Yocairi Amarante.

Las juezas Arlín Ventura, Leticia Martínez y Milagros Ramírez aplazaron la audiencia para el próximo jueves 12 de agosto, a las 2:00 de la tarde.

La fiscal litigante, María Silvestre, informó que el tribunal tomó la decisión debido a que la abogada de uno de los implicados se sentía afectada por síntomas de COVID-19.

La representante del Ministerio Público reiteró que el Ministerio Público tiene una acusación de mucha fuerza, que permitirá solicitar la pena máxima contra los agresores de la joven.

Según las indagatorias realizadas por el Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos Contra las Personas de la Fiscalía del Distrito Nacional, el imputado Willy Antonio Javier, expareja de Yocairi Amarante, ofreció RD$25,000 a Pedro Alexander Sosa Méndez para que se perpetrara el ataque con “ácido del diablo”, una mezcla de sustancias corrosivas que queman la piel y el tejido.

El documento acusatorio se sustenta en pruebas documentales, testimoniales, materiales, periciales e ilustrativas y detalla que el crimen sucedió el pasado 25 de septiembre de 2020, mientras la víctima se desplazaba por el Ensanche Luperón en el asiento delantero de un carro público, tras salir de su trabajo.

Agrega que Sosa Méndez la siguió a bordo de una motocicleta, junto a Joan José Féliz, y se acercó al auto para que este último le lanzara la sustancia al rostro.

El órgano acusador recordó que, a causa de la agresión, la joven resultó con quemaduras graves en diferentes partes del cuerpo, por lo cual fue sometida a varias cirugías; también el conductor del carro público presentó quemaduras múltiples en brazo, costado y pierna derecha.

Estos actos, según el Ministerio Público, están tipificados como asociación de malhechores, actos de tortura o barbarie, violencia contra la mujer, heridas y golpes voluntarios, delitos previstos y sancionados en los artículos 265, 266, 303, 303-4 (numerales 7 y 10), 309 y 309-1 del Código Penal Dominicano.

Los imputados cumplen prisión preventiva en la cárcel pública 15 de Azua.