El comando de campaña del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) presentó este miercoles un grupo de víctimas y pruebas de las supuestas agresiones que las fuerzas de seguridad del Estado han cometido contra promotores de la candidatura presidencial de Hipólito Mejía.  

Enmanuel Esquea Guerrero, representante del PRD ante la Junta Central Electoral (JCE), denunció durante rueda de prensa que en la provincia Santo Domingo fue apresado sin justificaciones Ramón Winston Paulino, coordinador del grupo Los Caballos con Papá.

Aseguró que hace una semana los agentes del destacamento de Los Mameyes retuvieron a Paulino por más de 8 horas, lo despojaron de los papeles en los que registraba a los seguidores de Mejía, y se quedaron con su cédula de identidad.   El mismo Paulino, presente en la actividad, confirmó las palabras de Esquea Guerrero.

Proveniente del municipio Cambita Garabito, de San Cristóbal, también se presentó Wilkin Valdez de la Rosa, para mostrar la herida que supuestamente un dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) le provocó en la planta del pie derecho con un machete. El acalde de la comunidad,  Cristino Lorenzo, confirmó esta denuncia, y señaló a un coronel retirado de la Policía, de apellido Pacheco, como el responsable de coordinar  la “campaña” represiva del PLD en la zona.

El alcalde perredeísta además presentó el caso de William Pacheco, quien, según dice, podría perder el ojo izquierdo como consecuencia del ataque con perdigones que un grupo de peledeístas le propinaron, con respaldo de agentes del orden.

“Algunos (policías y militares) se dejan llevar de los políticos peledeístas, que saben que están perdidos, porque los números no les dan, y entonces quieren tener ganancia a base de la amenaza, de la compra de conciencia, y del amedrentamiento de los ciudadanos”, declaró Emmanuel Esquea Guerrero antes de aclarar que el PRD no llevará la denuncia ante la JCE porque no cree en los métodos utilizados por el organismo regulador.

En la rueda de prensa, el comando de campaña de Mejía también presentó a los medios decenas carnets de afiliación al Seguro Nacional de Salud (Senasa), quemados por los funcionarios del PLD porque pertenecían a militantes perredeístas.