El ministro Salvador Illa defendió su gestión ante una diputada del Partido Popular que le recriminó no haber tomado medidas de contención a finales de febrero.

La gestión sanitaria de la pandemia del coronavirus sigue generando tensión política en España y continúa siendo una inagotable fuente de reproches contra el Gobierno, pero este viernes el ministro español de Sanidad ha salido al paso a una de las críticas con una respuesta que se ha vuelto viral en las redes sociales. 

Con su habitual tono calmado y sin pretender azuzar la crispación, el ministro Salvador Illa respondió, en el marco de la comisión de Sanidad del Congreso, a la diputada del Partido Popular (PP) Cuca Gamarra, que le reprochaba no haber implementado medidas de contención de los contagios a finales de febrero.

“El 26 de febrero en España había 17 casos y cero fallecidos”, recordó el ministro, para preguntar a continuación: “¿Ustedes, si yo hubiera pedido el decreto del estado de alarma, si no me lo votaron ayer con 416 casos nuevos y 95 fallecidos, están seguros de que este debate hubiera progresado?”. 

Además, hizo alusión a lo expresado por “una presidenta de una comunidad autónoma”, refiriéndose claramente a la titular de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también del PP, quien el 26 de febrero dijo: “lo más peligroso ahora es el miedo, más que el propio virus, que, como digo, normalmente lo que deja como secuelas es los síntomas, menores incluso, que los de una gripe”.

Illa había comenzó su alocución pidiendo a los representantes políticos que mostraran “altura” en el tratamiento de esta cuestión, y señaló que “predecir el pasado es muy fácil”, desmontando así los frecuentes reproches basados en un juicio a posteriori de las medidas implementadas por el gobierno en cada momento de la crisis sanitaria.  

Reacción en redes

La claridad de su razonamiento ha concitado la admiración de varios usuarios en las redes sociales. Además del contenido, muchos tuiteros valoraron la corrección de sus formas.

La comisión de Sanidad de este viernes se ha celebrado justo después de que las autoridades españolas detallaran qué territorios del país avanzan en el proceso de transición hacia la “nueva normalidad”. 

Las cifras de la pandemia en España reflejan un consistente descenso de su impacto a lo largo de las últimas semanas, que ha permitido una relajación generalizada de las medidas de contención en el conjunto del país.

Aún así, la tensión social y política, y las críticas al Gobierno por su gestión, no han dejado de arreciar.