LA VEGA.- El presidente Leonel Fernández y los presentes en la inauguración de dos acueductos en Jima Abajo, La Vega, fueron sorprendidos por la petición que públicamente le hiciera el sacerdote de la Iglesia Cristo Rey, de esa comunidad al primer mandatario.

El sacerdote Pedro Acosta pidió al mandatario que usara sus ahorros personales para ayudarle a pagar las deudas que ha contraído con una ferretería para la construcción de la iglesia, que esperan el Gobierno construya desde el 2008.

«Como nos dicen que no hay dinero queremos pedirle que use de sus ahorros personales para realizar esas obras… Si tenemos más iglesias no hay que construir tantas cárceles», agregó. .

Su petición causó gran asombro, risas y comentarios entre los presentes.

El prelado, que se hizo acompañar de los sacerdotes Juan Manuel de Jesús Mota y Wilfredo Acosta, y dijo que el primero está a punto de caer preso porque adeuda dos millones de pesos en una ferretería.

También, el alcalde de Jima Abajo, Alberto Monegro, quien tuvo a su cargo las palabras de gracias, aprovechó el acto para pedir al presidente Fernández que a través de Obras Públicas asfalte 35 kilómetros, «con lo que ayudarán a varias poblaciones que están entre el lodo y el polvo viviendo en esas zonas».

Alberto Monegro explicó que no sale de las oficinas de Obras Públicas en busca de la realización de las obras.

El alcalde dijo que para «dar una ayudita al presidente» entregará el próximo jueves un camión a los Bomberos y una ambulancia a la Defensa Civil de la localidad.