Por Jhanel Ferreras
Mercadologo, Comunicador, Diplomático, Catedrático y Político.

El territorio de Santo Domingo Este, se encuentra en su peor crisis ambiental desde su fundación administrativa en 2002.

El Alcalde Manuel Jiménez, un hombre eticamente correcto, ha transitado desde su llegada en 2020 por grandes transformaciones dentro de la cultura del caos del histórico en el ASDE.

La recogída y manejo final de los desechos sólidos (basura) es sin lugar a dudas la parte más importante y visible de cualquier alcaldía, pues dentro del terrible sol trópical la exposición de materiales orgánicos ante un caluroso clima y encerrada en fundas plásticas, produce un lixiviado que percola a través de los residuos sólidos depositados, llegando hasta dañar la gruesa tola de los equipos pesados.

La crisis actual de la alcaldía, se compone de múltiples factores, algunos de carácter ético, otros emocionales, comunicacionales, e incluso de planificación estratégica.

Una ciudad tan grande jamás de podría manejar con una sola persona. El alcalde en su afán con cuidar los detalles de transparencia ha incurrido en no confiar, ni escuchar absolutamente a nadie, asumiendo una postura muy radical respecto a los expertos en distintas materias como el caso en cuestión de los desechos sólidos.

La ciudadanía en sentido general aplaude la transparencia y apoyará 100% la tarea de romper con cualquier acto indecoroso ó ilícito por medio al negocio de contratas de recogída de desechos sólidos. Sin embargo antes de tomar cualquier decisión, hay que tener un cronograma o ruta alternativa que de forma escalonada nos permita desmontar un proceso por otro.

Todo indica que la rotura del ASDE con los suplidores de recogida de desechos, se debió a un «pique» ó impulso del Sr Alcalde, y eso es grave, pues la ciudad no se debe manejar con reacciones personales, más bien técnicas y científicas.

Para tener una flotilla adecuada que brinde el servicio de forma eficiente, se necesita tiempo, cumplir ciertos aspectos de la ley, la fabricación del chasis en México, el motor en USA, y el colector en Canadá, armar esa logística de pedido, podría tardar 12 a 24 meses. Sumado que la ley prohíbe comprar camiones usados.

En cuanto la experiencia en la materia, es importante buscar técnicos cualificados, en Santo Domingo Este por ejemplo debemos deponer actitudes sectarias, y buscar el recurso humano que se ha formado durante años con el dinero de la ciudad. Felipe de Sena (Pocho) es uno de los 5 mejores técnicos del área del Caribe, vive en Santo Domingo Este y tiene la experiencia necesaria para ayudar. En un año de gestión, la alcaldía ha colocado 2 directores de aseo, sin que ninguno haya tenido eficiencia en sus funciones (mas bien compiten entre sí, por la inoperancia).

Los tres pilares de la rrecolecciion de rresiduos solidos son; socialmente aceptable, medioambientalmente sostenible y económicamente factible.

Para estabilizar la ciudad hacen falta pocas cosas, es un tema de humildad, unidad e inteligencia emocional.

Otro tema importante es la comunicación estratégica de la Alcaldía, tratar de justificar la crisis, buscando culpables electorales a 3 años del proceso, es una torpeza nuclear, se debe buscar la ruta idónea de las relaciones públicas positivas. Crear un pacto de conciencia ciudadana con los comunicadores, productores de contenidos, influencer, iglesia, comunitarios y los partidos políticos.

La solución a la crisis esta fácil de resolver, en 14 días se recupera la ciudad con unidad. Pedir ayuda es un acto de grandeza, no una debilidad.

La parte más difícil está precisamente en convencer al alcalde, de que él, necesita ser convencido.