PROVINCIA ESPAILLAT, RD.- La Procuraduría Especializada para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (Proedemaren) y el Servicio Nacional de Protección Ambiental (Senpa) detuvieron la extracción de agregados y la tala ilegal de árboles, detectados en operativos de inspección realizados en la provincia Espaillat.

Miembros del Ministerio Público detuvieron la operación de extracción de agregados dirigida por un hombre identificado como Gady Polanco, que no contaba con licencia ni evaluación de impacto ambiental, en violación a la norma ambiental vigente.

Polanco fue citado a comparecer ante la Fiscalía de Medio Ambiente de la Provincia Espaillat.

Las autoridades también fiscalizaron la tala ejecutada por Ramón Emilio Reyes Peralta, quien había cortado más de 11 árboles de caoba en un predio de la localidad.

El equipo actuante determinó que Reyes Peralta contaba con un permiso para talar solo cinco árboles de esa especie, pero se excedió de lo autorizado, motivo por el cual se le impuso una multa.

El Ministerio Público estuvo encabezado por la procuradora general de corte Milagros García, adscrita a esta jurisdicción.

Participaron también el sargento Sánchez Disla Williams, del Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA), y Carlos Bautista Páez, vigilante ambiental.