El jurista Marino Vinicio Castillo (Vincho), reconoció ayer el rol desempeñado por el ministerio público en la captura del presunto narcotraficante Oscar Ezequiel Rodríguez Cruz, pedido en extradición por los Estados Unidos, para ser juzgado en una Corte de Boston, Massachusetts.

El asesor en materia de drogas del Poder Ejecutivo, expresó que una persona le contó como se produjo la identificación de Rodríguez Cruz, la cual no fue a cargo de la autoridad designada para perseguirlo y ejecutar la orden de arresto emitida por la Suprema Corte.

“Alguien observó una valla de su movimiento Renacer con Papá, quien junto a otra persona lo fotografiaron y lo filmaron, percatándose que era la misma persona que es solicitada en extradición”, enfatizó el jurista en su programa La Respuesta.

Dijo no explicarse porque se duró tanto tiempo en la búsqueda de Rodríguez Cruz, luego de que fuera ordenado su represamiento, en febrero pasado. “La autoridad al parecer lo protegió, o los encargados de perseguirlo, los llamados cazadores de extraditables”.

El jurista insistió en que en el país se haga una depuración rigurosa de las instituciones armadas, ya que algunos se infiltraron en el período 2000 y 2004 de una forma desastrosa.

Expresó que uno tiende a entristecerse cuando observa la superficialidad en el tratamiento que se le quiere dar al caso de Rodríguez Cruz. “Esto es gravísimo. Pedir que eso se excluya del debate y que se deje así, que eso va a enlodar a todo el mundo, no es sensato, no es serio, no es bueno”, enfatizó el asesor en materia de drogas del Poder Ejecutivo.

Cuestiona a la Suprema
El jurista cuestionó el hecho de que los jueces de la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia, conocen las solicitudes de extradición de personas vinculada en narcotráfico a paso “muy lento”.

Se recuerda que el conocimiento de la solicitud de extradición de Ramón Antonio del Rosario Puente (Toño Leña), duró un año conociéndose en la Cámara Penal de la Suprema Corte, reenviándose en unas diez ocasiones. El caso está pendiente de fallo.

Dijo que, al parecer, el candidato presidencial Hipólito Mejía es reincidente en involucrarse con narcos, porque además de ser apoyado por el movimiento Renacer con Papá, también estaba vinculado al ex capitán Quirino Paulino, Castillo, a quien nombro como jefe de campaña para dos provincias.

Al calificar esta situación como grave, el jurista resaltó que “he estado diciéndolo tanto que llegó el momento en que ya me cansé. Esto es terrible, peligroso y la experiencia debe servir para la previsión pública sobre todo para las madres. El narcotráfico está vinculado a la política”.

“No sólo en la política sino en todos los estamentos hay presencia de las mafias y más palpables de carteles, carteles mexicanos, colombianos”, apuntó.

El jurista dijo que el 27 de octubre del 2009, envió una comunicación a todos los presidentes de los partidos políticos, sobre el peligro inmenso que se está confrontando de que el poder legislativo, y municipal, pudieran llegar exponente de la droga.