SANTO DOMINGO, RD.- El juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional recesó hasta este jueves a las once de la mañana el conocimiento de medida de coerción contra los imputados en el expediente de fraude de la Lotería Nacional, apresados durante la Operación 13.

En el caso están implicados el ex director de la Lotería Nacional, Luis Maisichell Dicent; William Lisandro Rosario Ortiz, Valentina Rosario Cruz, Jonathan Brea, Carlos Berigüete, Felipe Santiago Toribio, Eladio Batista Valerio, Edison Manuel Perdomo Peralta, Miguel Mejía y el chofer de la Lotería, Rafael Mesa.

El grupo está acusado de un fraude a la Lotería Nacional que supera los 500 millones de pesos, según el Ministerio Público.

Consultado sobre el caso por los reporteros que cubren la fuente judicial, Luis Maisichell Dicent, exadministrador de la Lotería Nacional, dijo que el expediente estructurado por la Procuraduría General de la República estaba lleno de falsedades.

“Vine por justicia y me voy como un criminal”, indicó Dicent al bajarse la mascarilla de la cara para hablarle a los periodistas.

El Ministerio Público acusa a Dicent de ser la cabecilla de este fraude en la Lotería Nacional, que de acuerdo al expediente fue planeado desde julio de 2020, un mes antes de asumir el cargo como administrador.

El alegado fraude se efectuó con el primer premio, el bolo 13, cuando a través de una maniobra el no vidente Miguel Mejía y Valentina Rosario, la presentadora del sorteo, simularon sacar el bolo que la locutora guardaba entre sus dedos.

Sobre el caso, la procuradora adjunta Yeni Berenice Reynoso dijo que hay audios de la organización del sorteo fraudulento y estos implican de manera directa a Luis Dicent.

“Las pruebas hablan solas, las defensas dicen cosas y ese es su derecho pero las pruebas no les dan la razón”, manifestó.

Dijo que en esta fase el Ministerio Público no da detalles sobre sus estrategias, y no se refirió a si hay colaboraciones con imputados. Pero, expresó, que siempre ha sido una práctica tomar en consideración a quienes quieran declarar.

Recordó que en este caso se habla de un fraude de más de cinco millones de dólares en otros países y más de 500 millones de pesos en República Dominicana.

A su salida del conocimiento de medida de coerción, Yeni Berenice no descartó que puedan haber más implicados en el caso.

La magistrada agregó que se “pueden estafar los sueños de muchos dominicanos con un sorteo fraudulento, pero es muy difícil que estafen a este Ministerio Público”.